La Intendenta comenzó un nuevo proceso de regularización dominial para vecinos de El Morro

Este lunes, la Intendenta Blanca Osuna recorrió los trabajos que se llevan adelante para unir el Puerto Nuevo con El Morro, una obra estratégica para que la ciudad vuelva a mirar al río, pero que además otorga justicia social a una zona casi excluida históricamente, oculta detrás de muros y obstáculos geográficos. Posteriormente, en un acto en la Casa de la Costa del Paraná, comenzó el proceso de regularización dominial de los vecinos del barrio.
DSC_0098 (1)

“Esta zona de Paraná, el Puerto, su entorno, El Morro, los lugares que tienen que ver con la costa, con poner en valor toda una zona de Paraná, ha sido un esfuerzo sostenido que hemos concretado desde el primer día de gestión”, afirmó la Presidenta Municipal, quien, acompañada de vecinos y funcionarios de su Gabinete, recorrió el programa de obras de integración vial entre el Puerto Nuevo y El Morro, que ejecuta la Municipalidad, en el marco de la estrategia y planificación de recuperación de espacios públicos y puesta en valor del borde costero.

La primera etapa de trabajo en ese sector costero estuvo constituido con el paseo vial y peatonal ya habilitado a partir de la unión de calle Liniers Bolívar, Leiva y Ambrosetti, que permiten bordear el edificio de Vías Navegables. El plan de obras contempladas en esta segunda etapa de intervenciones, se inició a principios de año, como continuidad de la política y planificación estratégica de la actual gestión municipal, sobre el borde costero; unirá el Puerto con el barrio El Morro y concluirá con una rotonda sobre las barrancas del río Paraná.

Luego de la recorrida, en la Casa de la Costa del Paraná, se llevó a cabo el acto que comienza el proceso de regularización dominial de unas 70 familias que viven en el barrio. “Hoy nos acordábamos con los vecinos cuando en un inicio se planteaba que no había que voltear el paredón, que no había que comunicar El Morro con el resto del Puerto porque era inseguro; y la verdad, cuando hoy estábamos cara a cara con los vecinos que tienen 20, 30 y hasta 50 años viviendo en ese barrio y que lo aman, ver esa transformación es maravilloso”, dijo la Intendenta; y agregó: “Poder entregarles su título de propiedad, viejo tema que estaba archivado en la justicia, producto de un juicio de expropiación iniciado hace muchísimos años y que nosotros retomamos, y regularizamos con el Colegio de Agrimensores, es un gran avance”.

Finalmente, Osuna señaló: “La verdad es que tengo una gran alegría y emoción que compartimos con los vecinos. Cuando ellos cuentan cómo vivían y como están hoy, y como su casa se valoriza a la par que la ciudad cobra valor; la verdad uno dice: bueno, no pasamos en vano, nosotros hemos aportado a poner en valor la ciudad, la ciudad de Paraná está mejor. Es lo mismo que en los barrios San Martín, Humito, Macarone, es lo mismo que en cada una de las zonas de la ciudad donde hay obras que han revertido la exclusión y el abandono, y creo que lo de hoy es una muestra muy concreta”, concluyó.

Comments are closed.